EL discurso que comúnmente solemos oír de los solteros y solteras; “los hombres o las mujeres- son todos iguales”. Este lema se oculta detrás dos grandes verdades que están presentes en las relaciones de parejas.

La primera verdad es evidente, es imposible que todos seamos iguales, basándonos en una estadística básica, algunas personas son realmente horribles, sin embargo, todo villano tiene su antagonista, así que si hay personas con malas intenciones, también estarán aquellos que indudablemente poseen un corazón noble.

La segunda es la intensión de levantar un muro que cierra todas las posibilidades de encontrar el amor. Bajo la premisa de que no hay posibilidades reales de encontrar una persona con la que se pueda compartir, amar e iniciar una linda amistad,  se mantiene una cómoda soledad que garantiza que “no pase nada”.  Se cierran puertas a nuevas oportunidades de encuentros, se sale menos, se ve con desconfianza el futuro,  y en general  se vive una suerte de paranoia que termina por hacer de usted un sujeto huraño y distante.

Probablemente lo que en realidad ocurre es que en tu mente has creado https://singlescamp.co/wp-content/uploads/2019/05/evento-single.gifestereotipos de la pareja perfecta. Probablemente no sea solo bajo las características físicas, pero con un poco más de observación, empezara a notar que tiene, por ejemplo a fijarse siempre en parejas de un mismo campo académico, o en primogénitos, en personas con una salud débil, o en hijos muy apegados al vínculo materno.  Con un poco más de calma usted podrá notar además que tiene para las relaciones un mismo modus operandi, puede ser que usted se presente como autosuficiente y tosco, o muestre una faceta intelectual para lograr impresionar sin que ese sea realmente el contexto en el que se sienta más cómodo.

Cualquiera que sea la situación, lo que sí es factible es que usted identifique que son sus elecciones  y conductas las que siempre sean “iguales”.  La clave está entonces en asumir esos patrones, identificarlos oportunamente y tratar de revertirlos o al menos modificarlos si a causa de estos usted sufre. Solo en sus manos está la decisión de encontrar a una persona que lo haga sentir fuera de este planeta, libera tu mente y date la oportunidad de amar y ser amado.